haciendo un circuito impreso (PCB) con mAka


Cuando empecé a diseñar a mAka (la compañera del maker) ya buscaba la posibilidad dotar a la máquina de algo más que extrusor de plástico. La primera herramienta que coloqué fue un bolígrafo para hacer la presentación en sociedad de mAka. Después le puse un taladrador que me permitió hacer con precisión un montón de agujeros que me ayudaron a hacer el extrusor, sobre todo las ruedas dentadas.
  
mAka lista para fabricar piezas de plástico
Ahora pretendo hacer agujeros y dibujos con la precisión que requiere una placa de circuito impreso, sin que sea necesario desmontar el carro del extrusor. De hecho, no es necesario ni sacar el filamento. El área de trabajo es de 140x200mm: más que suficiente si tenemos en cuenta que las placas estándar para hacer circuitos son de 100x160.

En las tres imágenes inferiores tenemos el porta-herramientas, donde podemos ver:

  • el alojamiento de la herramienta que vaya a usar: taladro o porta-rotulador; está orientado al revés, puesto que los tornillos que aparecen a la izquierda son para fijarlo al carro del extrusor, que tiene tuercas incrustadas.
  • parte inferior, con una placa de aluminio a la que se fija la herramienta.
  • fijación al carro del extrusor mediante 2 tornillos; una placa atornillada a la izquierda se encarga de abrazar las varillas horizontales.
vista superior del porta-herramientas vista inferior del porta-herramientas porta-herramientas instalado
porta-rotulador desmontado mAka lista para dibujar, con el porta-rotulador instalado en el porta-herramientas
En estas fotos vemos el despiece del porta-rotulador, y a continuación ya montado y listo para trabajar. Su objetivo es poder sujetar un rotulador de punta fina y 120 a 180 mm de longitud, de manera que la punta permanezca en su sitio sin holguras al arrastrarla por la superficie a dibujar.

Al mismo tiempo, debe tener algo de juego en el eje Z para regular la presión que hace.

Hay dos muelles antagonistas: uno visible en la parte inferior y otro que está en el tapón, tras una pieza blanca que forma un cono invertido, que centra y empuja el rotulador hacia abajo.

Debajo tenemos el proceso de dibujo o enmascaramiento de la placa del circuito. A la derecha, el resultado final tras el ataque con ácido.
 dibujando las pistas para fabricar un circuito impreso  
circuito ya dibujado y listo para el ataque con ácido
 
pistas de cobre ya limpias tras atacar el resto con ácido

Para terminar, tenemos el taladrador montado y listo para funcionar, y a continuación el resultado provisional. Algunos agujeros están desplazados porque me falló el sistema de sujeción precario que hice y se movió la placa a mitad de taladrado, pero es un fallo de ejecución y no de la máquina ni del procedimiento.
 
mAka lista para taladrar con finura y precisión
 
placa con los taladros de 1mm ya hechos
 
circuito terminado y mecanizado

Debajo, un vídeo que grabé durante el taladrado, que explica por encima el proceso seguido, y el resultado final:
 

  resultado final